Hoy termina la 18ª edición de las Jornadas DEAC, dedicadas a los Departamentos de Educación y Acción Cultural de los Museos que dieron comienzo esta semana en el Museo del Prado, bajo el título Puentes.

Desde Ondarebizia nos hemos desplazado hasta allí. Os dejamos aquí nuestras primeras reflexiones:

***

En la primera jornada, la del miércoles, se puso en valor el trabajo realizado por los museos pequeños y nos llevó a poner en valor la gran mayoría de museos que componen nuestro territorio.

Museos, que trabajan con la comunidad y dedican mucho de su esfuerzo a crear proyectos para esa comunidad cercana. Y no únicamente con el objetivo de que esas personas/familias/asociaciones se acerquen al museo, sino con el objetivo de que lo sientan como suyo. Museos que por sus características y absorbidos por el día a día, dedican poco tiempo a transmitir lo que hacen, “a vender” sus proyectos. Debemos creernos lo que hacemos y ponerlo en valor nos decían…

En la ruta de debate, incluida en el programa por los organizadores, además de poner en valor el punto anterior, se quiso que todos y todas los profesionales allí presentes reflexionáramos sobre:

¿Debe el museo salir a la calle?

¿Debemos trabajar en Red?

¿Son positivos los proyectos interdisciplinares?

De la siguiente jornada destacar una idea fundamental para los educadores/mediadores/facilitadores de los museos. Una idea de Fátima Sánchez (Directora Ejecutiva del Centro Botín), que nos empujó a recordar porque nos gusta nuestro trabajo:

– LA RAZÓN Y LA EMOCIÓN VAN DE LA MANO. Las emociones dirigen nuestros pensamientos y son importantes para el bienestar del género humano.

Por ello, como educadores/as, debemos trabajar las emociones. Nuestros proyectos deben crear emociones, y en eso inevitablemente nos ayudarán la artes (en todas sus expresiones). Serán nuestras facilitadoras, porque van ligadas a la creatividad. Y esa creatividad, que debemos desarrollar, trabajar…no necesariamente debe estar unida a la artes (puede ser la creatividad que uno tiene para superar el día a día, resolver problemas…). Diseñemos proyectos por lo tanto mediante emociones, superando temores, con curiosidad, arriesgando… De esta manera cada uno será consciente de sus emociones. Diseñemos para ello habilidades.

El objetivo NO es que las personas desarrollen habilidades artísticas, pero SI facilitar el acceso a las artes.  

Seguiremos narrando…

A.Llorente

Jornadas DEAC, Departamentos de Educación y Acción Cultural de los Museos
Etiquetado en:                        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.